Realidad y razón vs distorsión y deseo

Hay un cuestionamiento en la actualidad, acerca del modo en que los seres humanos, la persona, nos manifestamos en el mundo.

Yo entendí siempre que nuestra manifestación primigenia, la visible, es nuestro cuerpo, ya que es la vía por donde todos nos relacionamos con el entorno y con las demás personas. Nuestro cuerpo es el primer medio de comunicación como ser humano ,cómo persona.

Este cuerpo, formado por huesos, carne, tendones , viceras, pues es el armazón y recipiente que contiene todo lo que somos en la realidad, un realidad física absoluta, que responde de manera armoniosa a la realidad sexual que todos tenemos al ser concebidos.

En ese cuerpo existen motores que nos permiten armonizar cada una de nuestras partes y que nos permiten alimentar y oxigenar las mismas: cerebro y corazon-sangre.

La sincronía en cada uno de nuestros tejidos, órganos, aparatos y sistemas es impresionante, y muestra a los seres humanos como una maravilla dinámica.

Por ello, cuando alguna de las partes falla o se desincroniza, las personas buscamos la ayuda de aquellos profesionales que se dedicaron a estudiar la anatomía, la fisiología, y las conexiones de cada parte y su relación con el todo, y esto, aunque a muchos no les guste, es una verdad absoluta.

A veces me percato del temor que produce en algunos el saber que las verdades absolutas si existen, así con muchas versiones de una verdad relativa. Pero aunque haya temor, es necesario decirlo muy claro, el ser humano es una verdad absoluta, con una perfecta conformación, y que requiere sincronía física y mental-espiritual.

Creo necesario entender esto para en un siguiente post, avanzar en el desarrollo integral de las personas.

Edgard Paz

24 Sep 2018